lunes, 29 de diciembre de 2014

Franquis: "297 agentes menos en Canarias, entre policías y guardias civiles, desde que gobierna el Rajoy"

El diputado socialista Sebastián Franquis ha presentado una nueva iniciativa parlamentaria en el Congreso en la que solicita al gobierno informes sobre la evolución de la delincuencia, las reuniones de la Junta Local de seguridad y el protocolo de cooperación entre el Cuerpo Nacional de Policía, Guardia Civil y Policía Municipal de Las Palmas de Gran Canaria, entre otros asuntos.


Franquis denuncia que “el gobierno Rajoy ha reducido 297 agentes en Canarias, entre Policía Nacional y la Guardia Civil, de los cuales 115 corresponden a la provincia de Las Palmas y 182 a Santa Cruz de Tenerife, lo que ha traído como consecuencia la disminución de la presencia policial en calles y barrios de nuestra ciudad, debilitándose la lucha contra la delincuencia en Las Palmas de Gran Canaria, donde se ha producido un notable aumento de los índices de criminalidad, especialmente en los delitos que más influencia tiene en el concepto de inseguridad ciudadana”.

El diputado socialista asegura que “los índices de criminalidad del tercer trimestre de 2014, en comparación con el mismo periodo del año pasado, en la ciudad de Las Palmas de Gran Canaria muestran que es la única de Canarias y de las diez principales del Estado donde la delincuencia se incrementa considerablemente”.

Según el informe del Ministerio del Interior, las modalidades en las que se producen mayores incrementos en Las Palmas de Gran Canaria son: delitos y faltas, delincuencia violenta, robos con violencia e intimidación, robos con fuerza, sustracción de vehículos y tráfico de drogas, hurtos, homicidios dolosos y asesinatos consumados, incrementándose ocho de las diez tipologías penales.

Franquis denuncia el silencio de la Delegada del Gobierno en Canarias y la pasividad del Ministro ante el continuo y permanente incremento de los índices de criminalidad en Las Palmas de Gran Canaria. "El Gobierno sólo habla de las cifras que le son favorables y silencian o manipulan las que son negativas, cuando es innegable que la criminalidad sigue creciendo en Las Palmas de Gran Canaria”.