lunes, 6 de agosto de 2012

El presupuesto de Cardona para 2013 agrava la recesión y olvida a los desempleados de Las Palmas de Gran Canaria

Las normas de elaboración del presupuesto para 2013 presentadas por el Partido Popular en el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria muestran un recorte aún mayor al previsto en el plan de ajuste aprobado hace sólo unos meses (2.250.000 euros más), recorte que resulta absolutamente innecesario y conlleva más destrucción de empleo público, más desprotección social y peor calidad de los servicios esenciales.
El gobierno municipal se limita a hacer recortes y ajustes, y no contempla en los presupuestos políticas de estímulo económico y creación de empleo, lo que hará más profunda la recesión económica que sufre la ciudad. Reducen las partidas destinadas a la actividad económica y el empleo: turismo disminuye en 450.000 € y a empleo destinan 200.000 € menos. Con ello se pone de manifiesto, una vez más, que a Cardona no le preocupan los más de 55.000 parados que hay en la ciudad.
Los recortes que el Partido Popular pretende aplicar afectan también a la mayoría de los servicios básicos que el Ayuntamiento presta a los ciudadanos. Así, vías y obras se reduce en 650.000 €, transporte en 3.050.000 €, tráfico en 203.000 €, parques y jardines en 2.100.000 €, limpieza en 250.000 €, playas en 365.000 €, agua en 550.000 €, patrimonio en 120.000 €, mobiliario urbano en 113.230 €, deportes en 700.000 € y cultura en 1.470.000 €.
Siguiendo las líneas marcadas por el PP a nivel nacional, el presupuesto recorta además en Servicios Sociales y Educación, traspando las líneas rojas infranqueables en los duros momentos de crisis que padecemos. De este modo, disminuyen en 200.000 € el dinero para Servicios Sociales y en 1.000.000 € el presupuesto de Educación.
Los populares van a elaborar un presupuesto que no tiene en cuenta la situación económica y social de Las Palmas de Gran Canaria, sino que se limita a continuar con las políticas fracasadas de Rajoy, que, como ha quedado más que demostrado, no son más que una sucesión de errores y contradicciones a lo largo de estos 8 meses.