jueves, 9 de agosto de 2012

Cardona debería pedir disculpas a los ciudadanos por las colas y el pago del certificado de residencia

La decisión del Partido Popular de exigir nuevamente el certificado de residencia para la subvención al transporte perjudica enormemente al millón de canarios que anualmente se desplazan entre islas o al territorio peninsular.

Esta situación se agrava aún más en el caso de la ciudad de Las Palmas de Gran Canaria, en el que el gobierno municipal del PP castiga a los ciudadanos obligándoles, no sólo a pagar, sino también a hacer largas colas en el Ayuntamiento para pedir sus certificados.
 
A pesar de que el pleno municipal aprobó hace meses la gratuidad del certificado por interne, a día de hoy todavía no es posible. Esto demuestra la ineficacia de Cardona y de su grupo de gobierno, que desde el mes de abril conocen la implantación del certificado y no han planificado nada. Mientras tanto, más de 500 ciudadanos hacen largas colas cada día en el Ayuntamiento para solicitar sus certificados. Cardona debería pedir disculpas por ello.

Tanto la Ministra de Fomento, Ana Pastor, como los parlamentarios canarios del Partido Popular, han mentido a los ciudadanos, pues anunciaron primero la retirada de esta medida, lo que finalmente no se produjo, y prometieron después la implantación de un nuevo sistema para no perjudicar a los ciudadanos, sistema que todavía estamos esperando. El Gobierno de Rajoy, una vez más, incumple sus promesas y en lugar de perseguir a los defraudadores, castiga a los canarios.