miércoles, 9 de mayo de 2012

Las decisiones de Rajoy, además de asfixiar la economía de los canarios, también han traído más inseguridad a las islas


El Balance de Criminalidad correspondiente al primer trimestre de 2012, presentado hoy por el Ministerio del Interior, resulta preocupante en el caso de Canarias.


El Balance ofrece datos sobre infracciones penales, delitos y faltas, registrados durante ese periodo a nivel nacional, y también desglosados por Comunidades Autónomas y provincias. Los indicadores de seguridad que se detallan en este informe comprenden las tipologías de delitos y faltas, delincuencia violenta, robo con violencia o intimidación, sustracción de vehículos a motor, tráfico de drogas, daños y hurtos, entre otras.

Durante el primer trimestre de 2012 se han producido en España 549.911 delitos y faltas, lo que supone un 1,9% menos con respecto a los mismos meses del año pasado. En cambio, en Canarias se han producido 26.689 delitos y faltas, lo que significa un 3,2% más que en el mismo periodo de 2011, y los robos con fuerza en domicilios han aumentado un 41,5 % en las islas.

En cuanto a la provincia de Las Palmas, los delitos y faltas han sido 13.998, un 3,4% más, y los robos con fuerza en domicilios suben un 44,4%.

Este Balance se corresponde con los primeros meses del gobierno de Rajoy, lo que viene a confirmar la sensación de inseguridad que los canarios sienten en todos los aspectos desde que gobierna el Partido Popular.

A las decisiones de Rajoy que no hacen más que asfixiar la economía de las familias canarias con la subida de impuestos, los recortes, las nuevas tasas y los despidos fáciles, ahora hay que sumar la inseguridad en las islas, con un incremento importante. Además de alejarnos, de empobrecernos, de atacar nuestras especialidades, el gobierno de Rajoy lo único que ha conseguido es empeorarlo todo.