lunes, 2 de abril de 2012

El Plan de Ajuste del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria es innecesario, poco riguroso y mediocre

El Plan de Ajuste aprobado por el Pleno del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria es un panfleto poco riguroso y mediocre. Es un documento poco transparente, con una ridícula memoria de muy bajo nivel, en la que no se detalla ninguna de las medidas a adoptar, e intenta esconder la mala gestión de Cardona, que va a endeudar al Ayuntamiento en más de 17 millones euros en los próximos 10 años.

Además, de las medidas contenidas en el citado Plan se desprende que habrá despidos de trabajadores en el Ayuntamiento, al reducirse en 3,690 millones los gastos de personal, y se eliminarán servicios públicos municipales, al preverse un recorte de 11,700 millones en gastos corrientes para 2013.

El Plan de Ajuste a que obliga el Gobierno para aquellos Ayuntamientos que se acojan a los préstamos para pagar a los proveedores es una medida innecesaria por la solvencia del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, uno de los menos endeudados de España. El 72% de la deuda que se va a pagar corresponde al año 2011. Sin embargo, con el remante de tesorería de dicho año (54,230 millones) hubiera sido suficiente para ponerse al día con los proveedores.

De hecho, de los más de 8.600 Ayuntamientos de España, sólo se han acogido a los planes de ajustes 4.622, pues el interés de los préstamos se situará entorno al 6%. El negocio de estos planes de ajustes lo harán la banca y los especuladores financieros, que obtienen el dinero del Banco Central Europeo al 1% y conceden los créditos al 6%, siendo los servicios públicos esenciales y los ciudadanos los principales perjudicados. Por tanto, se trata de un mecanismo caro e injusto, razón por la cual más de la mitad de los Ayuntamientos no se han adherido.

A partir de ahora tendremos un Ayuntamiento intervenido por el Ministerio de Hacienda. Se acabó la autonomía municipal, pues Rajoy no se fía de sus Alcaldes.