miércoles, 14 de diciembre de 2011

Haremos una oposición responsable y progresista con propuestas concretas de carácter social y económico


Esta semana he comenzado una nueva y apasionante etapa en mi vida política como Diputado de las Cortes Generales que asumo con muchísima ilusión y compromiso. Los socialistas realizaremos una oposición responsable y progresista, basada en la defensa del interés general, de los servicios sociales públicos y del principio de igualdad de todos los ciudadanos.

La salida de la crisis no puede servir de pretexto para poner en peligro la sanidad y la educación públicas, los servicios sociales, la atención a la dependencia, el sistema de pensiones ni las prestaciones por desempleo.

En el día de ayer presentamos en el Congreso 10 Proposiciones de Ley y 14 Proposiciones no de Ley de carácter social y económico y que reflejan las propuestas políticas de nuestro programa electoral. 

Entre estas iniciativas, destacan leyes como las de igualdad de trato y no discriminación, de muerte digna, de protección de consumidores y usuarios, y de transparencia y acceso a la información de las Administraciones Públicas. También la adopción de medidas de estímulo del crecimiento económico, de lucha contra el fraude fiscal, la creación de un nuevo impuesto sobre las transacciones financieras, la creación de un sistema de eurobonos, el cierre de las centrales nucleares entre 2013 y 2028 y la apuesta por el desarrollo de las energías renovables, el rechazo al copago en la sanidad pública, la incentivación de la dación en pago, el desarrollo de la Ley de Dependencia y la racionalización de horarios.