miércoles, 9 de noviembre de 2011

Nos preocupa la propuesta del Partido Popular de elevar informe al Parlamento cada dos años para revisar las pensiones

El candidato del Partido Socialista al Congreso por Las Palmas, Sebastián Franquis, valoró esta mañana el único debate televisivo entre Alfredo Pérez Rubalcaba y Mariano Rajoy que podrán ver los ciudadanos en la campaña electoral porque “el Partido Popular no ha querido que se celebren más debates, como es habitual en otras Elecciones Generales. Hasta ahora se celebraban dos debates y en esta ocasión el señor Rajoy planteó que se celebrara sólo uno y al principio de la campaña”, dijo Franquis.
El candidato socialista aseguró sentirse satisfecho con el desarrollo y las conclusiones del debate porque “el Partido Socialista ha logrado el objetivo que se planteaba, que era movilizar a un sector de la población que tenía dudas de si ir o no a votar el próximo día 20, y ese objetivo se ha conseguido. Y satisfechos porque los ciudadanos tuvieron la oportunidad de comprobar que hay dos formas de entender este país, dos formas de entender un proyecto para España, y quién es capaz de dar a cada problema una propuesta concreta y además cómo financiarla”.

En ese sentido Sebastián Franquis hizo referencia a las pensiones, un asunto fundamental para los socialistas pues afecta a millones de españoles. “En una situación de crisis como la que estamos atravesando nos preocupa la propuesta que lleva el Partido Popular cuando dice que cada dos años va a elevar informe al Parlamento. A a discutir qué? A revisar las pensiones. Le está diciendo el señor Rajoy a los pensionistas españoles que cada dos años va a revisar su pensión. Frente a lo que dijo Rubalcaba, que es que cuando más han subido las pensiones en este país ha sido siempre con un gobierno socialista”.

Para Franquis, el debate de ayer dejó claro que “el candidato del Partido Popular, que parecía que estaba teledirigido en las cosas que decía y en cómo las decía, no se comprometió con este país, con los asuntos que más preocupan a los ciudadanos. El Partido Popular se alía con la crisis, utiliza la crisis no para hacer propuestas y defender los intereses de este país sino con una visión electoral y partidista. Sólo habló de vaguedades y de reformas y más reformas. Todos sabemos que cuando el Partido Popular anuncia una reforma significa una marcha atrás o un recorte. Esas son las cosas que quedaron claras de lo poco que dijo el señor Rajoy ayer”.

“Por tanto – aseguró Franquis - lo que hemos conseguido es reducir de forma notoria la diferencia entre el Partido Popular y el Partido Socialista. Ha sido el principal valor de ese debate, y el único. Porque estamos convencidos de que si hubiera habido otro debate la próxima semana como es habitual, la diferencia de modelos, la diferencia de propuestas habría sido aún mayor”.