lunes, 7 de noviembre de 2011

El 20N nos jugamos unos derechos sociales adquiridos en este país en los últimos 30 años y una importante inversión para las islas

En un acto de campaña en el Mercado Agrícola de San Lorenzo, en Las Palmas de Gran Canaria, el candidato al Congreso por Las Palmas, Sebastián Franquis, habló del compromiso de su partido con Canarias, asegurando que la inversión realizada en las islas en los últimos años va a tener continuidad en el futuro. Para Franquis, “hemos sido y somos la única voz de Canarias en Madrid. Lo importante es estar en el gobierno de España y los socialistas hemos demostrado una sensibilidad absoluta con Canarias a la hora de proyectar y llevar a cabo el Plan Canarias, que ha supuesto una inversión de más de 1.430 millones de euros que se han destinado especialmente a modernizar y mejorar las infraestructuras de nuestra comunidad, a aeropuertos, puertos, carreteras, ampliación y rehabilitación de plantas hoteleras y educativas. Y esa va a seguir siendo la apuesta de futuro de Partido Socialista con Canarias, con más inversiones y más compromiso social con esta Comunidad, porque lo que no aparece en los presupuesto no es real, no existe. En los próximos años va a haber una inversión de aproximadamente dos mil millones de euros cada año. Ese es nuestro principal compromiso”.

Después de entregar el programa electoral del Partido Socialista entre los ciudadanos del Mercado, el candidato socialista aseguró que “somos el único partido que lleva en su programa un apartado concreto dedicado a Canarias, a analizar y a hacer propuestas sobre la problemática de esta Comunidad. Hacemos una propuesta clara por seguir en la redistribución y diversificación de los sectores productivos de Canarias, donde se hace una seria apuesta por mejorar el REF y nuestra presencia en la Unión Europea, nuestra apuesta por las energías renovables y limpias en Canarias, y sobre todo nuestra apuesta por seguir manteniendo el Plan Canarias en los próximos años”.

Sebastián Franquis señaló también que “estamos dedicando nuestro discurso fundamentalmente a ese sector de la población que tiene claro que no va a votar al Partido Popular pero que tiene dudas sobre si volver a votar al Partido Socialista. Estamos explicándoles lo que significa votar el próximo 20 de noviembre. El PP significa recortes y pegar un hachazo a los derechos de los trabajadores, significa retroceder en la Sanidad Pública, en la Educación y en los Servicios Sociales y sobre todo significa un paso atrás en el desarrollo de los derechos de ciudadanía. Y votar al Partido Socialista es un voto que garantiza la Sanidad Pública gratuita y universal, que garantiza la Educación Pública, gratuita y universal, y que consolida los derechos sociales adquiridos en este país en los últimos 30 años. Eso es lo que nos jugamos el 20 de noviembre”.